Menu

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP): PASOS PARA SALVAR UNA VIDA

nobanner

Técnica de RCP: Reanimación Cardio Pulmonar

1. Reconocer la parada cardiorrespiratoria
Sospechar cuando una persona cae de repente sin necesariamente haber sufrido un impacto y queda inconsciente. La persona no responde a los estímulos y no respira con normalidad. Cuando esto sucede, es vital iniciar la reanimación cardiopulmonar (RCP) en los dos primeros minutos tras el colapso.
2. Evaluar y colocar boca arriba
El siguiente paso es poner a la persona boca arriba, teniendo cuidado para no dañar el cuello. Habría que estimularle y averiguar si hay respuesta de algún tipo.
3. Llamar a emergencias
Asignar a una persona para que llame al 911 y pida una ambulancia. Informar la condición de la del paciente y si es conveniente pedir que traigan un desfibrilador y
señala la importancia de que la primera descarga se dé en los tres primeros minutos después del colapso.
4. Si la persona no respira, iniciar las compresiones torácicas
Si no respira, no respira con normalidad o se tiene dudas al respecto, se inician las compresiones torácicas.
5. ¿Cómo realizar las compresiones torácicas?
Lo ideal sería que alguien se situara detrás de paciente para estabilizar el cuello, mientras el resto realiza las compresiones.
•  Poner la base de una mano sobre el esternón, en el centro del tórax.
•  Colocar la otra mano sobre la primera, entrelazando los dedos.
•  Mantener los dedos separados del tórax.
•  Situar los hombros sobre las manos.
•  Poner los brazos perpendiculares al cuerpo.
•  Estirar los codos.
•  Presionar sobre el talón de la mano, dejando caer el cuerpo sobre ella.
•  Hacer compresiones rápidas, unas 100 por minuto; y profundas, 5 centímetros.
•  Cambiar de persona cada dos minutos para evitar la fatiga.

Es esencial no interrumpir las compresiones.
6. Técnica de ventilaciones
La reanimación con compresiones torácicas puede ser suficiente en los primeros minutos. Después se puede iniciar la RCP estándar con 30 compresiones por cada dos ventilaciones.
Recuerda que tu seguridad también es importante, antes de brindar auxilio a una persona verifica que tu no te pongas en situación de riesgo.

Con información de: Cuídate Plus